Pasar al contenido principal
La Comisión Europea propone las nuevas orientaciones para el desarrollo de las Redes Transeuropeas de Transporte RTE-T.

La Comisión Europea ha propuesto un paquete de medidas relativas a la revisión del Reglamento UE 1315/2013 sobre las orientaciones de la Unión Europea para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte (Reglamento RTE-T).

Aunque se ha avanzado en los últimos años, es necesario hacer una revisión, ya que desde la última han tenido lugar transformaciones imprevistas que afectan al sector del transporte y resulta evidente que algunos corredores de la red básica sufrirán retrasos y corren el riesgo de no cumplir sus plazos de realización.

El objetivo es actualizar las infraestructuras europeas de transporte multimodal y prepararlas para el futuro, a fin de garantizar el funcionamiento del mercado interior de la UE y la competitividad de esta, además de respaldar la transición hacia una movilidad inteligente, sostenible, eficiente y segura.

Entre otras medidas, recuerda la importancia de prestar especial atención a facilitar las conexiones transfronterizas, pide a los Estados Miembros que aún no hayan adaptado sus planes y programas nacionales de transporte a los objetivos de la RTE-T, que subsanen esta deficiencia. Además, otorga prioridad al pleno despliegue de combustibles alternativos para todos los modos de transporte, en particular de combustibles renovables con vistas a la descarbonización, subrayando que la investigación, la innovación y la digitalización desempeñan un papel clave para este objetivo.